Juan Francisco Quevedo

XI

LA HERENCIA DE LOS SESENTA. EL GRAN ESPECTÁCULO DEL ROCK

A finales de los sesenta germinarán bandas de música que eclosionarán con potencia y unos decibelios bárbaros en los setenta. Irrumpirán en el panorama musical con una fuerza inusitada, con melodías brutales que girarán en torno a guitarras poderosas y con bajos y baterías potentes y avasalladoras. Ese tipo de música se conocerá y adquirirá el nombre de un personaje de una novela de Burroughs, heavy metal, y la liderarán grupos como Led Zeppelin, capaces de hacer, como casi todos los grupos de rock duro, las mejores baladas de la época –Stairway to heaven-, por obra y gracia de formar parte de sus bandas cantantes con voces privilegiadas, dotadas de unos agudos que serán otra de las características inherentes al heavy metal.

Estas formaciones alcanzarán su máximo esplendor en los primeros setenta y no sólo…

Ver la entrada original 1.752 palabras más