LAS PALABRAS DE XAVIER

Corría el año 1980, en una habitación de la casa de mi primo, allí estábamos Ramón, guitarra, Juan, guitarra, Silvia percusión, Luis, bajo y yo, piano.

La música siempre caló en nosotros, en mi familia muy hondo, todos tocábamos algún instrumento y cada semana nos juntábamos para tocar una pieza escogida. Costaba sangre y cabreos, pero… cuando la notas empastaban, cuando todo sonaba como un pájaro se mañana, era algo genial. Tocaba el piano con la piel erizada, todos con una sonrisa en la boca y soñando con esa música que sonaba perfecta.

Era el alma de nuestra vida. Es ll que es la música, el alma de la vida.

Esta es la pieza que tocamos aquel sábado noche. La he encontrado hoy de casualidad en Youtube. Se me han saltado las lágrimas. Me he sentado al piano y aún he volado.

Para vosotros.

Ver la entrada original