LAS PALABRAS DE XAVIER

Un sueño que tuve ayer.

Caminaba, por un precioso sendero de hojarasca, intentando por todos los medios no hacer ruido.

Sentía que me encantaba ese silencio, se escuchaba a los arboles respirar, precisamente para que yo respirara, los sentía acariciando mis oidos. Flotaba por el sendero, por ese bosque cada vez mas frondoso, percibiendo la humedad que me daba la vida, esa vida que la ciudad y la edad me robaba dia a día.

Llegando a un precioso recodo, adornado de violetas y lavanda, dónde nacía el robusto tronco de un árbol inmortal que se enroscaba así mismo, un árbol que creció altivo hasta mas allá de las sombras, vi a un anciano, sentado en una roca.
El anciano miraba al cielo sin respirar. Su pelo largo y canoso, se movía con la fresca brisa del bosque. El anciano tenía una barba poco cuidada, vestía una especie de hábito de…

Ver la entrada original 582 palabras más